14
Mar, Agosto 2018 04:56 PM

Política

El gremio de Luz y Fuerza defendió su convenio colectivo. Denunció que los funcionarios de la empresa “le mienten a la gente”

La conducción del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba defendió ayer enfáticamente la continuidad del actual Convenio Colectivo de Trabajo (CCT), a la vez que advirtió que el déficit de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec) es producto de “las malas administraciones del Directorio” de la compañía. Durante una conferencia, que contó con el respaldo de referentes legislativos y gremiales de nuestra provincia, el secretario General de Luz y Fuerza, Gabriel Suárez, aseguró que “el hueco de Epec es producto de malas políticas de la empresa y de desmanejos. No es el convenio ni los salarios el problema”.

En tanto, denunció que los funcionarios del gobierno provincial “le mienten a la gente” cuando sostienen que la modificación del convenio colectivo generará una baja en las tarifas. “Eso es una mentira. No van a bajar ninguna tarifa porque vienen por nuevos aumentos”, remarcó. A continuación, anticipó que buscarán participar en la discusión por el nuevo marco regulatorio energético provincial. “Hemos solicitado participación en la confección del nuevo marco. El Gobierno busca dividir a Epec, mientras que nosotros defendemos el modelo de empresa estatal e integrada. Nos quieren llevar nuevamente a la década del ´90”, consideró Suárez. Por otra parte, dijo que “la empresa dejó de cobrar 930 millones de pesos, es energía consumida y no fue cobrada. (el presiente de la Epec, Luis) Giovine le miente a todos los cordobeses”. En la ocasión, el gremio presentó un informe en el que reveló que la decisión de modificar el pago del consumo eléctrico, pasando de un sistema de cobro bimestral a uno mensual, “le significó a la Epec dejar de cobrar 330 millones en el ejercicio contable de 2017”.

Enumeraron “pérdidas millonarias”
Frente al anuncio realizado por las autoridades de Epec, en el sentido de que la firma debe efectuar un recorte de 1.100 millones de pesos, el sindicato enumeró una serie de medidas económicas adoptadas por el Directorio de la firma que habría generado pérdidas millonarias. Según detalló Gabriela del Bosque, subsecretaria de Prensa de Luz y Fuerza de Córdoba, la decisión de modificar el mecanismo de cobro derivó en “una pérdida de 330 millones de pesos en Epec durante el ejercicio contable 2017”.

Asimismo, la dirigente alertó que “la decisión de bonificar la tarifa que pagan comercios e industrias -tarifa 2- y postergar el aumento tarifario en un 6,5%, lo cual fue aprobado en octubre de 2016, significó que la empresa dejara de cobrar 600 millones en 2017”. “Toda esa energía fue consumida y no abonada”, recalcó en declaraciones al portal Diario Sindical.

0
0
0
s2sdefault