HoyDia

El día después de las elecciones

por J. Emilio Graglia,

Especial para HDC

Falta poco más de un mes para que los cordobeses elijamos al Gobernador y Vicegobernador junto con los 70 legisladores provinciales que integrarán la Legislatura provincial entre los años 2015 y 2019. La campaña está en marcha, con muchas y muy buenas propuestas de los candidatos de todos los partidos y de todas las alianzas. 

A pesar de las diferencias que son propias de una competencia electoral, son muchas más las coincidencias sobre las prioridades para el desarrollo de la provincia, tanto del interior como de la capital. También son muchos los aportes que se han hecho desde la sociedad civil a los fines de enriquecer el debate. 
 
A partir de las coincidencias entre los candidatos y los aportes de universidades y entidades tanto empresariales como gremiales, pasadas las elecciones del 5 de julio, nuestra provincia se debe una planificación a mediano y largo plazo de políticas públicas que trasciendan a los gobiernos de turno y sean políticas de Estado.
 
A ese fin, en setiembre del año pasado, el Consejo para la Planifi-cación Estratégica de Córdoba (COPEC) puso en marcha la elaboración del Plan Estratégico “Córdoba 2025”. Este proceso de planeamiento busca la formulación de políticas públicas que tiendan a un crecimiento económico con inclusión social y cuidado ambiental. 
 
El PEDICor supone varias etapas. La primera de ellas ha sido el diagnóstico de prioridades para el desarrollo provincial. Claramente, se han identificado las necesidades sociales a satisfacer junto con los problemas públicos a resolver en los próximos cinco a diez años. Las diferencias partidarias y sectoriales son mínimas.
 
La segunda es el diagnóstico de las alternativas posibles a implementar por los sucesivos gobiernos provinciales para la resolución de esos problemas y la satisfacción de aquellas necesidades. Esas alternativas deben salir de los centros y equipos de investigación de nuestras universidades tanto públicas como privadas.
 
La tercera etapa del PEDICor es la elaboración de los objetivos estratégicos, metas e  indicadores. En esta etapa es clave la articulación con las autoridades electas el 5 de julio de este año. Dichas autoridades serán las responsables de gobernar durante los primeros cuatro años del decenio al que apunta este Plan Estratégico en elaboración. 
 
La cuarta etapa es la puesta en marcha del Plan Estratégico con la asunción de las nuevas autoridades en diciembre de este año. Sin dudas, este es el gran reto. En la planificación estratégica, la innovación no está en su formulación sino en su implementación. De poco o nada vale hacer planes que nunca se ponen en marcha.
 
 
Los árboles y el bosque. En general, se pueden obtener varias y diversas conclusiones preliminares de esta primera etapa del PEDICor. Todas ellas emergentes de entrevistas con actores políticos y talleres con actores sociales tanto en la ciudad capital como en las regiones del interior provincial, más la información estadística disponible.
 
No hay una Córdoba sino muchas. Las necesidades y los problemas no son iguales en el noroeste y en el sureste provincial. Córdoba y la región metropolitana no tienen las mismas prioridades que el interior. Mucho se ha progresado pero hace falta avanzar hacia la eliminación incremental de las desigualdades territoriales y sociales. 
 
Sabido es que no se puede hacer todo y, mucho menos, al mismo tiempo. Atento a esta verdad de Perogrullo, se establecen prioridades. El desarrollo integral de Córdoba requiere el desarrollo del capital físico y del capital humano. De estas dimensiones dependen las posibilidades de desarrollar la actividad económica y el capital social. 
 
Es imprescindible invertir en vivienda, obras viales e infraestructura de servicios, por una parte, en educación, salud y ambiente, por la otra. A mediano y largo plazo, de eso dependen el crecimiento de las economías regionales, la generación de empleo, la seguridad, la convivencia y el fortalecimiento de la sociedad civil.
 
Obviamente, esto requiere capacidad institucional, gestión de recursos financieros, transparencia y participación política. Estas dimensiones serán consideradas en las etapas subsiguientes del PEDICor. Sin embargo, desde ya, se vislumbran las grandes estrategias a tener en cuenta en un planeamiento a cinco y 10 años.
 
Entre ellas, la estrategia de descentralización para mejorar la calidad institucional y facilitar la participación ciudadana y la rendición de cuentas. Esta estrategia aparece como una constante en los intercambios con intendentes municipales y jefes comunales, dirigentes de cooperativas y mutuales, consorcios camineros y canaleros.
 
También la estrategia de reordenamiento de las relaciones con las autoridades del Estado nacional para superar las dificultades derivadas del desfinanciamiento de la Caja de Jubilaciones y Pensiones. Esto y el acceso a la asistencia crediticia internacional son factores claves para encarar las inversiones que hacen falta. 
 
Será necesario anteponer la visión a mediano y largo plazo sobre el cortoplacismo que muchas veces nos limita. También será necesario anteponer los intereses generales a los intereses de sectores o partidos. No permitamos que los árboles de la campaña nos tapen el bosque de una década de progresos para Córdoba.
 
www.joseemiliograglia.com
 
Hora: 08:22:30
Fecha: Viernes, 22 de Junio del 2018