HoyDia

Córdoba ante una oportunidad histórica

 
LA CIUDAD / HORA CERO
J. Emilio Graglia
Especial para HDC
 
La semana pasada, el presidente de la Nación estuvo en la ciudad de Córdoba, nuevamente. En medio año, el primer mandatario del país nos ha visitado más veces que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en dos mandatos. En esta ocasión, Mauricio Macri vino para inaugurar obras en el aeropuerto.
Además de los actos protocolares, la inauguración fue más que propicia para exhibir las buenas relaciones institucionales entre el gobierno nacional y el provincial y, sobre todo, los cordiales vínculos personales entre el presidente y el gobernador Juan Schiaretti. También estuvo presente el Intendente de la ciudad Capital.
La sintonía entre los primeros mandatarios de los tres niveles gubernamentales constituye una oportunidad sin precedentes para Córdoba. Los tres gobernantes responden a diferentes partidos políticos, si bien el presidente y el intendente capitalino conforman la misma alianza electoral, lo que potencia dicha oportunidad. 
De cara a las elecciones legislativas del año entrante, mucho se puede especular sobre las implicancias políticas de estas relaciones institucionales y estos vínculos personales para las fuerzas a la que cada uno de los mandatarios pertenece. Pero eso no es lo más importante para el país, la provincia y la ciudad.
Para los ciudadanos y habitantes de Córdoba, lo más importante es que la Nación, la Provincia y la Municipalidad de la capital puedan aunar sus competencias y recursos para resolver problemas de vieja data que vienen sufriendo. Las peleas entre los gobernantes de turno nos han retrasado, lamentable e indudablemente. Es la oportunidad de revertirlo.
Es posible que, en 2019, Mauricio Macri busque su reelección por Cambiemos y es probable que su candidato a gobernador sea el intendente Ramón Javier Mestre, para enfrentar una eventual candidatura a la reelección del gobernador Juan Schiaretti. Son posibilidades que preocupan a los dirigentes pero no a la gente.
El 2019 está muy lejos de los problemas que padecen los vecinos. Hoy por hoy, es clave para el futuro de los cordobeses que los gobernantes que fueron elegidos el año pasado se enfoquen en los temas puntuales y busquen superarlos mediante la coordinación de los gobiernos que encabezan. 
Entre esos temas, merecen destacarse el cierre de la Avenida de Circunvalación, las obras de cloacas y la coordinación de una política de seguridad que traiga algo de paz y tranquilidad. Todo parece indicar que, más allá de las especulaciones electorales a futuro, las autoridades están dispuestas a hacerlo. Enhorabuena para Córdoba.
 
El debate sobre la coparticipación
 
El mismo día que el presidente estuvo en nuestra ciudad, el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, se reunió con los gobernadores (o sus vices) de todas las provincias argentinas. La imagen de todos los mandatarios provinciales con el principal responsable de estos temas en el gobierno nacional, no debe menospreciarse.
En un Estado federal, ese hecho no debería llamar la atención. Pero el nuestro es un país con una constitución federal pero con una organización unitaria. El centralismo ha sido -y sigue siendo- uno de los grandes males argentinos, sin dudas. Durante la última gestión de Cristina Fernández, ese rasgo centralista se profundizó.
Atento a ello, vale la pena subrayar la trascendencia de la referida reunión. En ella, los participantes alcanzaron acuerdos sumamente importantes. Concretamente, se establecieron criterios en relación con el déficit fiscal, el gasto y la recaudación, tanto de la Nación como de las provincias.
Además, el Ejecutivo nacional se obligó a enviar a las provincias la suma de 37.126 millones de pesos a cuenta de la deuda que mantiene en concepto de los fondos de coparticipación indebidamente retenidos durante las gestiones pasadas. Los fondos saldrán de la Anses y será un alivio para las arcas provinciales.
Finalmente, las partes acordaron iniciar el debate por una nueva ley de coparticipación. Cabe recordar que ésta es una asignatura pendiente desde la reforma constitucional de 1994. Poco y nada hicieron Carlos Menem, Fernando de la Rúa, Néstor Kirchner y Cristina Fernández a los fines de saldar esa deuda constitucional.
El actual gobierno nacional y los gobiernos de todas las provincias argentinas encararán, por fin, este debate que hace a la esencia y a la existencia del federalismo argentino. Es una señal más que positiva de las actuales autoridades nacionales y provinciales que debe ser destacada sin mezquindades. 
El debate no será corto ni fácil. Pero del resultado de esa discusión depende el desarrollo del país a mediano y largo plazo. La nueva ley de coparticipación deberá sentar las bases de una Nación auténticamente federal. Ésa es la manera de terminar con la discrecionalidad en la asignación de recursos.
El mismo debate debería abrirse en Córdoba para definir los criterios y los montos de la coparticipación entre el gobierno provincial y los gobiernos locales, tanto las municipalidades como las comunas. Una vez más, estará en juego la supremacía del interés general sobre los intereses particulares.
Hora: 16:42:24
Fecha: Martes, 14 de Agosto del 2018