HoyDia

Trump seduce a la clase media con una "revolución fiscal"

En tono nacionalista, prometió rebajas de impuestos y proteccionismo comercial

WASHINGTON.- En busca de retomar la iniciativa tras semanas de polémicas, el candidato republicano Donald Trump prometió ayer "la mayor revolución fiscal" en Estados Unidos desde la presidencia de Ronald Reagan, al presentar un plan económico con rebajas impositivas y menos regulaciones federales. Trump, que calificó a su rival demócrata, Hillary Clinton, como "la candidata del pasado", decidió usar la figura del expresidente que acometió la mayor desregulación financiera de la historia del país en la década de 1980, que redujo el desempleo y la inflación, pero que aumentó la deuda y el déficit público considerablemente. La política impositiva de Reagan, que gobernó desde 1981 hasta 1989, consistió en la reducción de los impuestos a las grandes fortunas. En 1981 redujo el tipo impositivo máximo del 70 por ciento al 50 por ciento para volver a reducirlo hasta el 28 por ciento en 1986.
En un discurso en el Club Económico de Detroit, en el estado de Michigan, Trump anunció un plan económico que incluye "rebajas de impuestos para la clase media" y "recortes masivos" de las regulaciones federales e insistió en su intención de renegociar los acuerdos comerciales internacionales suscritos por Estados Unidos. Además, criticó las políticas económicas de Clinton como una continuación de las del presidente, Barack Obama, que "inclinan el campo de juego a favor de otros países a nuestra costa" y lamentó que "hayamos empezado a reconstruir otros países antes que el nuestro", al citar a Detroit, símbolo del declive industrial estadounidense, como ejemplo. "Tengo un objetivo fundamental, quiero que los trabajos y la riqueza se queden en Estados Unidos", aseguró el magnate neoyorquino, que se encuentra por detrás de Clinton en las encuestas.  Trump recalcó que de llegar a la presidencia sacaría al país inmediatamente del acuerdo comercial Transpacífico (TPP), pactado con otras naciones de la cuenca del Pacífico, y renegociaría el tratado de libre comercio de Norteamérica (TLCAN), sellado con México y Canadá hace dos décadas. 
Durante su discurso, Trump fue interrumpido por protestas en varias ocasiones, pero esta vez el candidato republicano eludió la confrontación y esperó a que los manifestantes fueran desalojados de la sala por los agentes de seguridad. En la misma jornada, el presidente del Partido Nazi Estadounidense, Rocky Suhayda, consideró que un triunfo del empresario en las elecciones del 8 de noviembre sería "una oportunidad real para los nacionalistas blancos". El dirigente supremacista cargó además contra "el bloque de presión negro" que actúa en el Congreso.
 
Aparece otro rival
WASHINGTON.- Evan McMullin (foto), un joven republicano anti Donald Trump, exagente de la CIA y exdirector de la Conferencia Republicana en la Cámara de Representantes, anunció ayer su candidatura presidencial como independiente para presidente de Estados Unidos, como una alternativa conservadora. "Nunca es demasiado tarde para hacer lo correcto", dijo en un comunicado McMullin, un dirigente de 40 años que quiere poner de relieve la angustia y el recelo que genera Trump.
Hora: 18:06:59
Fecha: Sabado, 23 de Junio del 2018