HoyDia

Cruce de denuncias entre CFK y Stolbizer

La audiencia terminó sin acuerdo y el pleito avanza a una mayor judicialización 

La estrategia judicial de la expresidenta Cristina Fernández tuvo ayer una cita central en la audiencia de mediación con la diputada Margarita Stolbizer en la causa por daños y perjuicios que impulsa contra la legisladora, que finalizó sin acuerdo, por lo que el proceso se encamina a la apertura de un juicio civil que amenaza con extenderse en todas direcciones. Ocurre que Stolbizer anticipó que va a "contrademandar" a la exmandataria "por los agravios que públicamente ha dicho" en su contra, aunque el abogado de Fernández se anticipó y ayer la denunció, junto al juez Claudio Bonadio y al Ceo del grupo Clarín Héctor Magnetto, por "asociación ilícita".
La audiencia de mediación se convirtió así en un trámite que consistió en la firma de un acta por los abogados de las partes, que de hecho ni se cruzaron en el estudio de la mediadora María Etelvina Notari. Stolbizer fue la primera en retirarse cerca de las 11:30, mientras que diez minutos después la exmandataria se fue seguida de simpatizantes que fueron a respaldarla. "Se puede negociar cualquier cuestión pero el honor no se negocia", dijo su abogado, Gregorio Dalbón, quien luego denunció a Stolbizer, el juez Bonadio y a Magnetto por una batería de delitos como "extorsión" y "asociación ilícita" a raíz de los dichos de Elisa Carrió, quien dijo que "con la ayuda de Clarín y de Bonadio, Stolbizer hace esta denuncia". 
"La Constitución indica que la inmunidad de los legisladores tiene límites. Un legislador no puede salir difamando constantemente amparándose en el artículo 68", dijo el abogado sobre Stolbizer, y recalcó que su defendida es "una persona de a pie, que no tiene fueros, que va a hacer una defensa de su honor, que no tiene nada que ver con las causas de corrupción de las que hablan". Por su parte, Stolbizer anticipó que va a "contrademandar" a la exmandataria "por los agravios que públicamente ha dicho" en su contra.
Paralelamente, la propia expresidenta denunció ante la Justicia penal porteña que recibió amenazas anónimas en su departamento del barrio de La Recoleta, a través de notas manuscritas, intimidaciones verbales y anotaciones de contenido hostil en el inmueble que ocupa cuando está en Buenos Aires.
 
"Hay un clima de violencia y persecución"
Algunas de las figuras más importantes del kirchnerismo acusaron ayer al gobierno nacional de promover un "clima de violencia discursiva y de persecución mediática" luego de diferentes episodios de violencia que vivieron en las últimas horas. El principal fue el referente de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, quien sufrió un escrache en el aeropuerto de Santiago del Estero, promovido por Pedro Criseo, un dirigente del Pro de Pilar. "Hay una responsabilidad plena de (el presidente, Mauricio) Macri y del Gobierno por el clima de violencia discursiva y de persecución política y mediática. En ese clima, aparecen algunos que se sienten habilitados a insultar, a agredir, a romper un local partidario o hasta a disparar contra la militancia", afirmó Sabbatella, en referencia a la detención de Alejandro Fabián Sidero, realizada ayer, por haber disparado con un revolver desde su ventana contra un acto de su partido, Nuevo Encuentro, el pasado 5 de marzo. A su vez, el exsecretario de Comercio Guillermo Moreno sufrió el fin de semana un robo en su estudio del Microcentro porteño, algo que vinculó con un "hecho político" al asegurar que se trata de "otro 'choreo' más de la oligarquía". Algo similar vivió Cynthia García, a quien la asaltaron en su hogar el domingo: "Claramente hay un mensaje" en el robo, consideró la periodista. 
Hora: 09:44:28
Fecha: Miercoles, 15 de Agosto del 2018